Buscar este blog

jueves, 11 de octubre de 2012

Lo que la Biblia enseña Acerca del Canto

Lo que la Biblia enseña Acerca del Canto - Por: Pablo Enrique navesalvavidas.weebly.com - navesalvavidas@gmail.com

Dios más que llamar a los capacitados, Él capacita a los llamados (aunque hay casos de casos).

"Pues mirad, hermanos, vuestra vocación, que no sois muchos sabios según la carne, ni muchos poderosos, ni muchos nobles;  (27)  sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte;  (28)  y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, (29)  a fin de que nadie se jacte en su presencia. " (1Co 1:28-29 RV1960)

Esto es aplicable en todo: la condición espiritual, los talentos, el reconocimiento, etc.

Hay cinco puntos expuestos en este tema que nos aclararán nuestra visión del canto a la luz de la Palabra de Dios.

1

Para la alabanza a Dios, existen dos posibilidades referentes al canto:
  • El Canto Innato: Salmos 28:7 "Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré." - Hay personas que nacen con la capacidad genética de cantar. A esta capacidad del cerebro se le llama "Inteligencia Musical"; como el canto es de ellos, estas personas pueden elegir si dedicar su facultad a Dios o no. "...Y con mi cántico le alabaré" Mi talento ya adquirido, invirtiéndolo para Dios.
  •  El Canto producido por Dios: Hay personas que hemos anhelado "cantar bien" y hacerlo para Dios, pero cuando nos hemos escuchado, hemos sentido vergüenza de nosotros mismos ya que no tenemos la facultad innata del cantante (JJJjjjJJJ;). Pero esto tiene solución. Salmos 118:14 "Mi fortaleza y mi cántico es JAH, Y él me ha sido por salvación." Denota que mi cántico sencillamente NO ES o NO SE PRODUCE SIN DIOS. Es decir que sin Él no tendría canto. Por ejemplo: Cuando un hombre le dice a una mujer: "tú eres mi alegría", está afirmando que si ella no está, tampoco poco está la alegría, por que la mujer como tal, es la alegría o fuente de la misma para este hombre. Cuando la Biblia nos dice "mi cántico es JAH", Dios nos afirma que Él es la fuente de nuestro canto. La Biblia nos enseña a cantar bien para Dios. Hay personas que no nacimos con esa facultad de canto innata, pero Dios puede habilitarnos, si nuestro deseo es el de cantar para Él. Pueden existir dos casos de esta habilitación según a Dios le plazca: 1) Una intervención milagrosa en que Dios modifica la estructura del sistema vocal de nuestro cuerpo y la facultad cerebral, incluyendo el oído interno (para poder entender las diferencias tonales). 2) El Señor pone el querer como el hacer para que empecemos a entrenar y educar progresivamente nuestro cerebro (oído), y nuestro aparato de canto (cuerdas vocales, diafragma, resonadores, etc...).
2
 Sea como sea, para alabar a Dios, primeramente tenemos que andar como adoradores en espíritu y verdad.

Cantos espirituales: Col 3:16  "La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales." Estos cantos espirituales hacen referencia a que: Son en el Espíritu. Es decir se dan cuando en nuestra vida gozamos de la Plenitud de la Unción del Espíritu Santo, fruto de haber rendido toda nuestra vida a Dios en una obediencia de amor. Estos cantos no necesariamente tienen que ser "angelicales", "en lenguas" o algo así. Un canto espiritual es el canto de aquel hijo(a) de Dios que anda en el espíritu y por tanto de su boca brota la alabanza fruto de un corazón rendido a Papá Dios.

Recordemos: una cosa es cantar música cristiana y otra es alabar/adorar a Dios. La segunda es espiritual.

3

Ya contando con cualquiera de las dos facultades de canto (véase punto 1), es nuestra tarea hacerlo bien tal como nos insta la Palabra de Dios. (Buscar la calidad y el gozo en nuestro canto): Salmos 33:3 "Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo." Para ello capacitémonos y tomemos la música no solo como un hoobie sino como una maravillosa disciplina. Para ello existen herramientas que Dios coloca en nuestro camino. Él te guiará si tú se lo pides.

 4

Adicionalmente, en este camino de la adoración y la alabanza a Dios por medio del canto, El Señor mismo hará cosas maravillosas que ni nos imaginamos. La Biblia nos habla al respecto:


  • Composiciones o canciones nuevas: Salmos 33:3 "Cantadle cántico nuevo; Hacedlo bien, tañendo con júbilo." - Este tipo de canto hace referencia a composiciones nuevas o canciones que no le hemos dedicado con anterioridad.
  • Canto espontáneo: Salmos 40:3 "Puso luego en mi boca cántico nuevo, alabanza a nuestro Dios. Verán esto muchos, y temerán, Y confiarán en Jehová." - Este canto lo pone Dios mismo en nuestra boca de manera espontanea. Este canto como también es puesto por el Espíritu de Dios, puede ser como a Él mejor le parezca. 
    • Puede ser una improvisación
    • Puede ser canto con tonos inesperados
    • Puede ser en nuevas lenguas o en lenguas angelicales
    • Puede ser de la manera menos convencional, formas nuevas que solo Dios puede poner.
  • Cantos de liberación: Salmos 32:7 "Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; Con cánticos de liberación me rodearás. Selah". Es la acción teoterápica de la alabanza en la vida de los hijos de Dios, la cual trae libertad y sanidad interior. Si mi espíritu se dispone a cantar a Dios o incluso a escuchar solamente, entonces mi alma (dimensión mental y emocional del ser) disfrutará de un impacto positivo de salud; recordemos que lo que pasa en nuestro espíritu afecta a nuestra alma y a la vez lo que pasa en esta afecta a nuestro cuerpo, esto ya sea positiva o negativamente - véase la teoterapia-. Por supuesto que todo lo que viene de Dios siempre traerá consigo vida y paz para los que le aman.
5  

Podemos cantar otras canciones que no sean alabanzas a Dios, con sabiduría: Dios además de alabarlo nos permite utilizar el canto con otros propósitos siempre y cuando estos cumplan dos requisitos importantes:
  • Que no sea en/para pecado (Entiéndase pecado como la rebelión activa o pasiva del hombre hacia Dios, que resulta en la desobediencia a su voluntad.)
  • Así la dedicatoria de las líricas sean por ejemplo: para la esposa, el esposo, nuestra madre, padre, un país, etc... Deben salir de un corazón que primeramente tiene a Dios como el todo y el primer amor de su vida. Colosenses 3:23 "Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres" La Biblia nos enseña que hay cosas que no vamos a hacerlas "directamente" para Dios pero nos insta a hacerlas "como para Dios". Es decir que si vamos a cantar a alguien más siempre debe ser con el objetivo implícito de honrar el nombre de Dios. Así que si lo que vamos a hacer es algo que lo deshonre, mejor no lo hagamos. Dios mismo nos enseña a alabar, es decir exaltar con palabras, a nuestros familiares: Pro 31:28  "Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada;  Y su marido también la alaba"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario